Esta abuela gorda lleva tanto tiempo sin que alguien le toque el coño, que cuando ha conocido a este chico, se lo ha llevado a casa para que se lo toque y haga con el lo que quiera.

Categorías: Abuelas

La Gorda

Amante de las Mujeres Gordas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.