El vecino de al lado tiene obsesión por su gorda vecina. Un día y cuando menos lo esperaba, la rubia tetona se abalanzó sobre él y fué ella quién se lo folló.


La Gorda

Amante de las Mujeres Gordas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.