Tres pollas para merendar

Tumbada en el sofá y con mucha comida alrededor. Así estaba esta mujer gorda pero le faltaba algo para quedar saciada y eso se traduce en sexo. Tres amigos suyos, acudieron a su casa para darle esa ración de rabo que necesitaba por lo que se merendó tres buenas pollas ella solita.

No creo que se quede con hambre


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.